Como saber si el Aceite de Oliva es de Calidad

Cómo saber si el Aceite de Oliva es de Calidad

Cuando estás en un supermercado para comprar Aceite de Oliva seguro que en alguna ocasión te has preguntado ¿Cómo saber si el Aceite de Oliva es de Calidad?. ¿Qué aceite de Oliva o Marca es mejor?. ¿Al ser más barato es de mala calidad?. Hay diferentes tipos de aceites, sabores y procedencias,  pero todos son aceite y la mayoría de las veces es difícil de decidir y en ocasiones pueden llegar a confundir al consumidor.

Empecemos con que no todos los aceites de oliva tienen la misma calidad. Aunque en su envase veamos una etiqueta con el apellido virgen extra es sinónimo de calidad. En un etiquetado bajo la denominación aceite de oliva virgen extra, puede esconderse un producto delicioso, sublime o un auténtico horror. Los gustos de cada uno, también influye en la distinción de un buen aceite.

¿El aceite es de Marca?

Un indicativo de calidad es la Marca. Cada productora de oliva tiene un sello y unas características únicas. El método de producción, la cosecha, el entorno, son algunas de los motivos que hacen diferentes cada Marca. El consumidor debe conocer y estar informado del producto que va a adquirir antes de tomar una decisión.

Existen informes y estudios realizados por la OCU (organización de consumidores y usuarios), que diferencian las distintas calidades de aceite de oliva. No todas las Marcas venden lo que indican. También existe el fraude en las denominaciones del envasado para hacer pasar un aceite de oliva virgen por uno virgen extra.

La calidad de aceites Maeva tanto para su aceite virgen extra así como las variantes inferiores del aceite de oliva viene definida por los parámetros fisicoquímicos y organolépticos que se agrupan para establecer un producto de calidad y pureza. Estos parámetros a los que se hace referencias son:

  • El grado de acidez,
  • El índice de peróxidos mEq O2/Kg,
  • La absorbencia de ultravioleta definida como Espectrometría UV
  • la pureza del aceite

¿El precio importa?

Un aceite de oliva caro no garantiza, necesariamente, ser de gran calidad. Está claro que un buen aceite necesita un proceso de elaboración más costoso, por lo que lo más seguro es que su precio sea más elevado. También dependerá del prestigio de la marca o del marketing que se emplee para venderlo. Pero hay formas de abaratar los costes si por ejemplo, el aceite se presenta en envases con una cantidad más reducidas.

El aceite de oliva ecológico

Los productos ecológicos suelen ser sinónimos de calidad. Un aceite de oliva ecológico está exento de pesticidas u otras partículas nocivas durante la cosecha de la aceituna. Este fruto es muy graso, puede tener importantes niveles de contaminación si no se trata de forma ecológica.

Como reconocer un aceite de oliva de calidad

Es muy importante ser de la última cosecha, y cuanto más temprana mejor. Observa que el aceite sea de este año, siempre busca la fecha de expedición en la botella. En su defecto, revisa la fecha de expiración que debe ser dos años después de que el aceite ha sido embotellado.

Su olor debe ser siempre afrutado, fresco y aromático. Tendrá matices que recuerden a diferentes vegetales, entre ellos algunas frutas o verduras. Pero podrás sentir si el aceite tiene un aroma fresco o verde. Presta atención a posibles defectos. Si el olor es avinado, huele a aceituna fermentada (borras) o a rancio, no es de calidad.

También es fundamental que el AOVE se haya conservado bien. Si es posible, que haya pasado el menor tiempo embotellado y que lo consumas rápidamente, protegiéndolo de la luz, del calor y del aire. El aceite de oliva es nítido y brillante, si lo ves turbio, mejor no lo compres.

El color no es importante, los hay verde oscuros, más claros y amarillos. No es un indicativo fiable. Tampoco te dejes engañar por el diseño de la botella o la etiqueta.

La forma más recomendable de saber si un aceite de oliva virgen extra es bueno y de calidad, es probando y comparando. El sabor lo dice todo.