aceite, oliva, gatos

Aceite de oliva en gatos

También podemos usar aceite de oliva en gatos. Ya hemos visto que podemos usar el aceite de oliva para muchas cosas más allá del consumo humano, como por ejemplo cuidar tus geranios. Hoy te contamos en qué puede beneficiar este producto a tu mascota.

Beneficios de usar aceite de oliva en gatos

El aceite de oliva puede aportar grandes beneficios a la salud de nuestros felinos favoritos, aquí te detallamos algunos de ellos:

  • Propiedades antioxidantes: el sistema inmunitario del gato se puede beneficiar de los polifenoles, vitamina E y la clorofila presentes en el aceite de oliva virgen extra.
  • Prevención de enfermedades cardiovasculares y diabetes: gracias a las grasas monoinsaturadas del aceite.
  • Perder peso: El aceite de oliva ayudará a prevenir que tu gato padezca obesidad también gracias a las grasas monoinsaturadas.
  • Mejora el sabor y el olor del pienso.
  • Propiedades hidratantes: el aceite de oliva beneficiará el brillo y la suavidad del pelo del gato, además de hidratar su piel.

Además de estos beneficios directos, también puede ayudar con las bolas de pelo. Como sabemos, los gatos se lavan lamiéndose con mucha frecuencia. Esto provoca que traguen mucho pelo, especialmente si son de pelo largo. En el peor de los casos esto puede provocar obstrucciones intestinales o estomacales en el felino.

Una cucharadita de aceite de oliva de vez en cuando puede ayudar al gato a expulsar estas bolas de pelo de su organismo. También es útil si vomita demasiado debido a esta causa.

Por último, el aceite también puede combatir el estreñimiento de nuestras mascotas favoritas. Si su dieta es baja en fibra, puede padecer de estreñimiento. El aceite de oliva es un laxante fantástico para los gatos. Una cantidad pequeña de aceite en su pienso le ayudará a mejorar su tránsito intestinal de forma notable.

Esto es todo, no obstante, nos gustaría señalar que estos “remedios” no sustituyen en ningún caso a la opinión de un profesional. Los gatos son animales muy duros en cuanto a enfermedades y pueden tener algún problema de salud sin dar apenas síntomas. Si observas que tu mascota tiene un comportamiento extraño o crees que puede tener algún problema de salud, lo primero que debes hacer es llevarlo al veterinario para que te ayude a cuidar de él de la mejor forma posible.