Cuida tus geranios con aceite de oliva

Cuida tu geranio con aceite de oliva

El aceite de oliva ha sido un ingrediente básico empleado por el hombre en la medicina natural desde hace siglos. Ya en la Edad Antigua el ser humano, a base de observaciones y experimentos, logró descifrar las propiedades del “oro líquido” y supo aplicarlas al tratamiento de enfermedades habituales y remedios naturales de belleza. Estas mismas propiedades también se puede aplicar a plantas como el geranio. Unas gotas de aceite de oliva cerca de las raíces, hacen que esta planta crezca más fuerte y florezcan antes y resplandecientes.

Los geranios

Los geranios, son quizás la planta más popular y extendida en España. Es una planta que no necesita mucho riego, retiene muy bien la humedad. Es esencial aplicarle un buen abonado, de lo contrario, no darán flor, o la floración no será abundante.

En el mercado existen numerosos productos insecticidas y abonos químicos los cuales, si nos excedemos con la dosis, pueden perjudicar a la planta, más que darle algún beneficio.

Si queremos evitar correr riesgos innecesarios y, además, ahorrar bastante dinero, podemos optar por hacer nosotros mismos este truco sencillo de jardinería:

  • Añadir unas gotas de aceite de oliva en un litro de agua y regar la tierra cerca de las raíces del geranio. Conseguirás que florezcan más bonitos y rápidamente.

Qué debemos evitar hacerle a nuestro geranio

Nunca debemos limpiar las hojas con aceite, ni tampoco con aceite de oliva de la mejor calidad. El aceite de oliva es una materia grasa que deja una película que va a evitar que las hojas transpiren. En poco tiempo la planta moriría. En este caso, simplemente podemos utilizar agua pura, sin ningún producto añadido.